La teleasistencia domiciliaria es un recurso que permite que los usuarios, ante situaciones de emergencia, y con sólo pulsar un botón del dispositivo que llevan encima constantemente, puedan entrar en contacto con un centro atendido por personal cualificado y preparado para dar respuesta adecuada a una situación de crisis de carácter social, familiar y/o sanitaria. Desde el centro de atención se movilizan los recursos necesarios para solucionar el problema que plantea el usuario y poder atender la emergencia.Este servicio funciona las 24 horas del día, los 365 días del año.

     Sus objetivos principales son:

- Ofrecer seguridad y tranquilidad a las personas mayores que viven solas o pasan gran parte del día sin ninguna compañía y son susceptibles de encontrarse en situación de riesgo.
- Contribuir a que las personas más vulnerables permanezcan en su medio habitual, facilitando el contacto con su entorno socio-familiar.
- Asegurar la intervención inmediata en casos necesarios de crisis personal, social o médica, prestada por profesionales especializados.
    
     Este aparato es idóneo para muy variados tipos de usuarios como deportistas de riesgo, enfermos de Alzheimer, usuarios que padezcan la violencia de género, personas mayores, niños, localización de flotas, etc.

Definición y objetivos del artículo extraídos de la página de la Conserjería de Bienestar Social

Publicado: 2 de Julio de 2014